news1

Bienvenido al taller

Luego de registrarse, podrá subir trabajos y chequear el estado de los mismos.

Taller

Requisitos básicos para los archivos:
Los programas que sirven para pre-impresión son los siguientes:

  • Corel Draw
  • Illustrator
  • Indesign
  • Quark
  • FreeHand, (con textos convertidos a curvas y archivo salvado como EPS)
  • Page Maker

Nombre de archivos:
Para los nombres de los archivos trate de utilizar nombres cortos y claros.
Recuerde que nos encargamos de la preimpresión y los errores de ortografía son responsabilidad de la persona que generó el archivo. Una vez entregados los archivos para procesar por parte del cliente, Zebra no se hace responsable de los contenidos del mismo.

Fotos e imágenes:
Para el tratamiento de imágenes recomendamos el uso de archivos TIF, puesto que los archivos JPG sufren pérdida de resolución de acuerdo a la compresión que se les dé. Dicha pérdida se hace evidente en el momento de la impresión.
Los archivos con extensión PSD, deben ser salvados en una sola capa (layer) y rasterizar todas la tipografías.
Para imágenes CMYK y/o Escala de Grises, los archivos TIF, JPG o PSD deben estar a 300 dpi de resolución  y a tamaño final. Las imágenes Bip Map a un color deben estar a 1200 dpi. Los archivos de baja resolución no mejoran por cambiarles el valor de resolución a 300 dpi.

Tipografías:
Siempre que se pueda, convierta a curvas todas las tipografías. Si no puede convertirse a curva, asegúrese enviar todas las fuentes utilizadas en el documento. Existen tres tipos de fuentes utilizadas habitualmente:
Fuentes tipo True Type. Constan de un solo archivo, con extensión TTF.
Fuentes tipo Type 1. Basada en dos archivos: uno para pantalla y otro para impresión. Deben enviarse los dos archivos (extensiones PFM y PFB).
Fuentes tipo Open Type. Compuestas de un solo archivo, con extensión OTF o TTF (dependiendo del sistema en cual está basada la fuente).

Colores:
Para trabajos con bicromía, tricromía y tintas especiales; por favor consultar antes de enviar el archivo.
Trabaje siempre en espacio de color CMYK.
Si los archivos llegan en RGB, la conversión a CMYK no siempre produce el color deseado y en algunos casos, puede transformarse una imagen de escala de grises.

Preste antención al color “registro” (y “auto” de algunos programas), ya que suelen ser colores por defecto que uno utiliza, sin darse cuenta, como negro en los textos, cuando en realidad están formados por los cuatro colores, lo que genera problemas a la hora de imprimir.

Cuando realice un pleno de color, tenga en cuenta que la suma de los porcentajes de las 4 tintas no debe ser mayor a 280%, ya que el papel no absorbe un porcentaje mayor y en consecuencia genera el repinte de los pliegos.

Si quiere un negro intenso, consulte con el impresor, qué porcentaje de cada color prefiere.

Para la conversión de Pantone a CMYK, consulte un catálago para ver la respectiva equivalencia, ya que no todos los colores pantone tienen equivalencias en el espacio de color CMYK.

No se confíe en los colores que vea en el monitor, verifique siempre con un catálogo de colores impreso.

Para cuerpos de textos menores a los 24 puntos, objetos chicos y filetes muy finos, que trabajen sobre un fondo pleno, indicarlos para sobreimpresión.

>Tel: (0221) 489 0165 / 427 1570Zebra Fotomecánica 3 n° 732 e/ 46 y 47 B1900TCK